Voluntarias belgas en Marruecos amenazadas con decapitación por vestir shorts

09-08-2019 tlaxcala-int.org 6 min #160139

 Jesús Cabaleiro Larrán

La asociación belga Bouwarde decidió no enviar más equipos de voluntarias este verano a Marruecos tras las amenazas de decapitación proferidas por un profesor -ya detenido- y otras recibidas en redes sociales.

La embajada belga en Rabat recomendó la suspensión del programa "en vista de la publicidad de estas amenazas en la prensa y redes sociales". De hecho, tres de los actuales 37 voluntarios han mostrado su deseo de abandonar Marruecos y el resto lo hará el próximo fin de semana.

También el ministerio de Asuntos Exteriores belga ha alertado a los turistas que visiten el país magrebí que existe "riesgo terrorista o criminal contra las personas que no puede ser totalmente excluido".

Marruecos: voluntarias belgas trabajan en un camino vecinal

Los hechos, ya conocidos con las etiquetas Shortgate y Shortonsles, en apoyo a las voluntarias belgas, se refieren a la labor de diez voluntarias belgas que participan, en coordinación con asociaciones marroquíes, en la pavimentación de una carretera empinada, afectada por las últimas lluvias, que une la pequeña localidad de Adar, de apenas 5000 habitantes, con la población de Tazamourt, en la provincia de Tarudant.

Su actividad fue publicitada por la televisión marroquí el pasado 3 de agosto (2019) y las imágenes y fotos de las jóvenes europeas, vestidas con shorts, pantalones cortos y camisetas sin mangas mientras trabajaban, tuvieron una importante difusión en las redes sociales y en la prensa digital de Marruecos.

Posteriormente se produjo la detención por parte de la policía marroquí, el pasado lunes 5 de agosto (2019) en Ksar El Kébir/Leqṣer Ameqqṛan [esp. Alcazarquivir], de un profesor de primaria por apología de actos terroristas al incitar a "cortar cabezas" a una decena de voluntarias belgas.

El docente, de 26 años, instó en la red social Facebook a que se decapitara a las voluntarias europeas, calificadas de "chicas ligeras de ropa" y que sirviera como "una lección para aquellos que no respetan la fe musulmana", lo que rememoró la decapitación de dos turistas escandinavas en Imlil, cerca de Marraquech, en diciembre de 2018.

El detenido trabajaba como profesor contratado en una escuela de enseñanza primaria en la población cercana a Ksar El Kébir.

Las imágenes de las jóvenes europeas motivaron así reacciones en las redes sociales que oscilaron entre el apoyo y comentarios muy críticos que se centraron en la ropa de las voluntarias "contraria a los valores del país".

En su favor se han manifestado más de cincuenta profesionales, encabezados por Ahmed Gayat, desde periodistas, artistas o profesores así como miembros de colectivos culturales y asociaciones que manifiestan: "no podemos dejar esos mensajes sin reacción", respondiendo a las críticas y agradeciendo la labor de las voluntarias.

Repercusión política y Sahara marroquí

El senador del PJD Ali El Asri.

Pero el Shortgate también alcanza a la política marroquí gracias al senador (miembro de la Cámara de Consejeros) del gubernamental Partido Justicia y Desarrollo (PJD), Ali El Asri, quien en una red social puso en duda las supuestas razones humanitarias que animan al grupo de jóvenes voluntarios belgas: "¿Desde cuándo los europeos realizan trabajos en ropa de baño?¿Son humanitarios o tendrían otros objetivos, sabiendo que la región es conocida por su conservadurismo e intolerancia frente a la ola de occidentalización y desnudez?".

Por si fuera poco, el senador, que apoya al partido del actual Gobierno, declaró a un medio árabe que todo lo viene de Occidente "no es inocente", llegando a manifestar que, también bajo cobertura humanitaria, existen "voluntarios vinculados a los opositores de la integridad territorial que realizan ciertas actividades en el Sahara marroquí".

Lejos de censurarle, el vicesecretario general del PJD, Slimane El Omrani, señaló que no tenían intención de momento de llamar al orden a su correligionario por sus comentarios ya que en su red social, Ali El Asri "expresa libremente su opinión y nadie puede limitar o censurar sus palabras" rechazando que tengan que ver con el terrorismo.

De hecho, Ali El Asri, antiguo funcionario del Ministerio del Interior pidió explicaciones a través de una pregunta escrita sobre la "naturaleza de los trabajos realizados o supervisados por extranjeros en Marruecos", apuntando que hay que mantener la vigilancia y desconfianza sobre el voluntariado "y sus objetivos no declarados" en el país.

Se da la circunstancia que la asociación flamenca Bouwarde lleva desarrollando actividades de voluntariado durante quince años en Marruecos, de ellos diez en la localidad de Adar. Con su apoyo se levantó una escuela y un centro para mujeres.

El manifiesto defensor de las voluntarias pide el procesamiento por terrorismo del profesor que lanzó las amenazas y que el mencionado senador Ali El Asri del PJD renuncie al cargo tras lo manifestado en la red social. Asimismo lamentan que lo ocurrido empañe la imagen del país perdiendo así la oportunidad de dar a conocer el modelo tolerante religioso marroquí a la prensa internacional.

Courtesy of  Periodistas en español
Source:  periodistas-es.com
Publication date of original article: 08/08/2019

 tlaxcala-int.org

 Commenter