02/02/2024 strategic-culture.su  4 min 🇪🇸 #242068

El gobierno del Psoe y Sumar firma un contrato millonario con una empresa que fabrica armas que asesinan en Gaza

El Ejército de Tierra firma un contrato de 4,5 millones con Elbit Systems, una de las principales empresas tecnológico-militares del ejército israelí

Carlos RUBIO

Escríbenos: infostrategic-culture.su

El Ejército de Tierra firma un contrato con valor de 4,5 millones de euros con la empresa armamentística israelí Elbit Systems. A través del contrato, adjudicado por el Ministerio de Defensa de Margarita Robles, se pretende adquirir y mantener repuestos para los sistemas de radioenlace usados por el ejercito sionista. Esta misma empresa es colaboradora clave de las Fuerzas Armadas de Israel y presume de testar sus armas en combate, siendo los fabricantes de algunos de los principales equipamientos usados por Netanyahu para el asesinato de más de 30.000 palestinos, como el mortero "Iron Sting".

Este contrato lejos de ser excepcional, forma parte de la relación entre las fuerzas de defensa y empresas suministradoras de las mismas en ambos países,  como la que se vio en noviembre con la compra de 1.680 misiles Spike a otra armamentística israelí.

Telefónica y Aicox, ambas empresas españolas, tienen un acuerdo de transferencia de tecnología con Elbit Systems, con el objetivo de fabricar en el Estado español tecnología de comunicaciones y seguridad para implementarlo en armamento israelí. Ya en 2020, las 3 empresas firmaron un acuerdo de 6,5 millones adjudicado por la Dirección General de Armamento y Material, para el suministro de 550 radios de combate al Ejército español. Además, el gobierno español se posiciona como el octavo suministrador de armas a Israel y el sexto exportador, autorizando en el año 2022 alrededor de 34 licencias de exportación de armas y equipamiento por valor de 9,3 millones de euros. En los 6 meses previos al genocidio, el Estado Español elevó sustancialmente la cifra, vendiendo material militar por valor de 44 millones de euros.

El compromiso del Estado español con los intereses de Netanyahu va incluso más allá de la venta de armas, la colaboración económica entre empresas de capital español e israelí y los acuerdos entre ejércitos.  El despliegue de tropas españolas en el Líbano como apoyo de la OTAN a las operaciones israelíes contra Hezbolá o la reciente autorización del gobierno español para la puesta en marcha de la coalición europea en el Mar Rojo, con el objetivo de bombardear Yemen y proteger el tráfico comercial de las empresas de capital israelí son muestras de ello.

Por tanto, el gobierno de Sanchez mantiene una doble cara hipócrita con respeto al genocidio. En público, aclama la presión en las calles, que se solidarizan masivamente con el pueblo palestino, aunque toma una posición diplomática más moderada con respecto al apoyo a Israel, proponiendo el reconocimiento de la fallida solución de dos estados y apoyando solamente la ayuda humanitaria. En privado, sigue manteniendo su compromiso con el estado genocida de Israel y con el genocidio que están llevando a cabo en Gaza, armando al ejército de Netanyahu por medio de terceros. De esta forma, evitan abiertamente mostrar la colaboración española con el ejército de Israel, aunque la tecnología desarrollada en el Estado español se esté implementando en misiles, cazas, sistemas de inteligencia, satélites o drones, todos ellos instrumentos para los cuales las ciudades en Gaza, Líbano o Siria son su campo de pruebas.

El imperialismo español sigue mostrando en los hechos que no tiene intenciones de romper relaciones militares, económicas y diplomáticas con el Estado de Israel. Es necesario continuar saliendo a las calles, como ya hemos visto en las¡ enormes movilizaciones en decenas de ciudades españolas en apoyo al pueblo palestino desde el 7 de octubre y hacer masivo el movimiento en apoyo, Por tanto, el camino para parar el genocidio pasa por la movilización. Hace falta más que nunca denunciar la complicidad del Estado español y el gobierno "progresista" con el Estado de Israel, que continúa asesinando miles de personas en Gaza y Cisjordania y pretende borrar del mapa ciudades enteras mientras impide que lleguen suministros básicos a la Franja. El apoyo del imperialismo norteamericano y europeo blinda al ejército sionista y pararlo pasa por tanto por poner contra las cuerdas a nuestros propios estados cómplices de la masacre.

Publicado originalmente por  izquierdadiario.es

 strategic-culture.su

 Commenter